Close

La bicicleta está «desatada» y se multiplica por siete su uso en esta nueva normalidad.

Según avanzamos en esta, y hasta que pasen unos días que permitan obtener datos reales del comportamiento del virus, aumentan las dudas. La primera e inmediata tiene que ver con el transporte. ¿Cómo podremos desplazarnos garantizando la seguridad sanitaria? El transporte público es el que genera más incertidumbre. Se prevé más complicado mantener las distancias recomendadas entre pasajeros. Entretanto, alternativas minoritarias no hace tanto, resurgen con fuerza. El uso de la bicicleta se multiplicará por siete tras el confinamiento, debido a que la pandemia del coronavirus dejará su huella en la sociedad, que preferirá optar por desplazarse en transportes que no supongan contacto personal con otros ciudadanos.

El 20% de las personas que utilizaba el transporte público para acudir a su puesto de trabajo antes de la pandemia, ahora lo hará a través de medios privados y hasta una cuarta parte de quienes se desplazaban andando usará su vehículo tras el estado de alarma.

Comprar una bicicleta se ha convertido en misión imposible. La desescalada y la nueva normalidad ha animado a muchos españoles a adquirir una y tanto grandes superficies como tiendas especializadas reconocen no tener mercancía suficiente.

«Lo que más se pide son bicicletas para desplazarse por la ciudad y comenzar a hacer ejercicio»

Los expertos auguran que el uso de la bicicleta se multiplicará por siete para evitar contagios. Este “auge” también se ha dejado notar en la búsqueda de bicicletas a través de internet, que ha aumentado un 7% en las últimas semanas y se ha disparado un 138% desde el inicio del estado de alarma.

Las cifras llaman la atención teniendo en cuenta el punto de partida. Una encuesta anterior sacaba a relucir que el 60% de los españoles nunca se había planteado desplazarse en bicicleta al trabajo o a clase. De entre quienes consideraron inicialmente utilizarla, hasta el 41% lo descartó porque pensó que hacerlo era peligroso.

«Muchas tiendas, comercios y plataformas ‘online’ se han quedado sin ‘stock’ de este tipo y ahora todos quieren reabastecerse de modelos económicos, urbanos e híbridos»

Con el objetivo de fomentar el uso de la bicicleta para ir al trabajo, algunas localidades españolas han instalado aparcabicis en sus diferentes barrios. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha pedido a los ciudadanos y a las empresas que planifiquen sus desplazamientos, para prevenir congestiones, ya que en algunas ciudades como Madrid el tráfico ya ha subido un 10% respecto a las semanas precedentes.

Indican también un aumento del uso de los coches de alquilercuyas suscripciones han crecido un 200%, al igual que las motos y los patinetes eléctricos.

Los desplazamientos al trabajo generan inquietud y preocupación. Activar nuevos focos de contagio con concentraciones –aunque controladas- de gente en el transporte público, podría hacernos retroceder a fases severas de confinamiento. Pero tampoco se puede posponer mucho más la decisión. La economía no resistirá paralizada mucho más tiempo.

En momentos en los que reinventarse supone un mecanismo de supervivencia más que una estrategia, la bicicleta se sitúa en el ojo del huracán mediático como el medio de transporte que mejor se ajusta a las nuevas circunstancias.

Bicicletas para uso diario

Hay varios tipos y precios de bicicletas. En 2019 en España se vendieron algo más de un millón,la mayoría de montaña (39%), seguidas de las de niños (31%), de ciudad (12%) y eléctricas (11%). Tras las infantiles, las más económicas son las de ciudadprecisamente las que busca ahora la gente. Su precio medio, 260 euros.

El punto de inflexión, se intuye, fue que Sanidad recomendara ir al trabajo en vehículo privado (coche, moto o bicicleta) o a pie. «Durante el confinamiento vimos imágenes de policías parando a ciclistas pensando que estaban haciendo deporte, sin entender que la bicicleta es un vehículo más. De hecho, mucho personal sanitario la utilizaba para ir a sus puestos de trabajo. Todo cambió con la recomendación de Sanidad», continúa. «A partir de ahí, una vez abiertas las tiendas, se reactivó».

Además de las urbanas, aumentan las ventas de bicicletas de montaña y eléctricas. «Es cierto que mucha gente pide de primer precio. Pero en nuestra tienda los primeros precios están en torno a los 400 euros. Nos centramos en una gama más alta», indican los comerciantes. «Y en bicis de 400 a 1.000 euros está siendo una barbaridad. Se nota en montaña y en eléctrica, donde el crecimiento es brutal desde hace tiempo».

El seguro para bicicleta y el seguro personal ¿son útiles?

Está claro que la seguridad es una de las principales preocupaciones de los ciclistas, porque la realidad es que hace tiempo que se viene debatiendo sobre la obligatoriedad o no de este tipo de seguros para bicicleta y ciclista. Pero seguro que lo que en realidad nos preocupa es si son útiles, si es interesante, importante y sobre todo, si es rentable tener un seguro de este tipo.

El aumento general del número de ciclistas, tanto en carretera como en mountain bike, así como la ausencia de una normativa clara y rotunda frente a las imprudencias de los conductores y a su falta de educación vial para rodar en un entorno compartido con los ciclistas, ha hecho que muchos ciclistas se planteen tener algún tipo de seguro.

Asegura tu bici

Normalmente, por varias razones, lo primero en asegurar es la bicicleta. Así es, porque el seguro para bicicleta se ofrece en la mayoría de las ocasiones en el momento de la misma compra de una bici nueva.

Si tu bici supera los 4000€ es bastante probable que tengas un seguro para bicicleta o que hayas considerado tenerlo. Es lo lógico.

A la hora de buscar un seguro para bicicleta, ten en cuenta varios aspectos fundamentales. En primer lugar, guarda la factura de tu bicicleta, porque para formalizar el seguro te la requerirán. En segundo lugar, ten en cuenta que estos seguros mayormente cubren el cuadro y no los componentes de tu bici. Si haces un seguro para bicicleta intenta que tenga más coberturas porque en caso de accidente, si el cuadro no se ve afectado, puede que no te cubra. Si el cuadro sí está afectado, no tendrás problema para cuadro y componentes.

También ten en cuenta que las coberturas a menudo quedan exentas de cubrir daños en competición. Si piensas competir, y no solo entrenar y rodar por ahí de forma autónoma, busca un seguro que también te cubra la bici durante pruebas competitivas.

Y, por último, considera un seguro para bicicleta que incluya también el robo. No es la primera vez que roban una bicicleta y su dueño se queda con cara de tonto cuando descubre que su seguro de bicicleta no cubría robos. Una sorpresa seguro que bastante desagradable. Así que pide que incluya el robo.

Un seguro para ti, ciclista

El seguro personal o el seguro de responsabilidad civil son dos seguros que amparan al ciclista, así como los daños que este pueda sufrir u ocasionar. Este tipo de seguros se realizan sobre todo pensando en daños a terceros, pero hay muchos tipos que protegen al ciclista en sí. De hecho, las licencias federativas suelen incluir cobertura por parte de un pequeño seguro personal para accidentes del propio ciclista.

Si participas en eventos competitivos o cicloturistas, sabrás de sobra que los ciclistas con licencia no necesitan un seguro ciclista, ya que están cubiertos. Sin embargo, los ciclistas sin federar pagan normalmente un extra sobre el precio de inscripción. Esa cantidad, es para el seguro personal del ciclista durante el día del evento.

Si buscas un seguro personal más allá del que incluya la licencia federativa, mira bien la póliza para saber qué incluya, qué cantidades de dinero por daños personales por accidente, qué cantidad de dinero o servicios de asistencia sanitaria, asistencia en viaje y amparo internacional en caso de que te guste cruzar la frontera en bicicleta. No todos los seguros de bicicleta o de ciclista te cubren en todas las regiones, así que presta atención a este punto.

Por otro lado, servicios que podrían interesarte y que suponen muy poco coste añadido, serían los de defensa y protección jurídica, que te pueden ayudar en caso de que en un accidente no esté muy claro quién es el responsable del mismo. Sobre todo en este caso no tienes que hacer la reclamación al que te ha causado el daño, de eso se encarga la compañía.

La duda en torno a si hacerte un seguro para bicicleta o para ti mismo o para ti misma es una pregunta sin respuesta, también existen seguros que con una sola póliza de das cobertura a la bicicleta y a tí. Simplemente pregúntate si lo consideras oportuno, si el coste del mismo compensa con creces la protección de tu bicicleta en caso de que sea de alta gama, y si el seguro personal lo crees necesario para sentirte más seguro y circular sin preocupaciones por si pasase algo. Si eres más de prevenir que de curar, infórmate, porque hay pólizas muy económicas y con coberturas muy aceptables (hay seguros desde unos 25 euros anuales. Pero no es obligatorio. Así que, por supuesto, la última decisión para el seguro de bicicleta o personal es tuya.

.

¿Cómo debería ser la desescalada?

¿Se están haciendo bien las cosas o vamos a ciegas?

 

Nuestro país se está preparando para recuperar la normalidad y la vida cotidiana en la medida de lo posible, dadas las circunstancias. Después de todo este tiempo de confinamiento y cierre de negocios y empresas, el gobierno, como ya sabemos, ha anunciado cuatro fases de un plan estratégico de desescalada.

Indudablemente la pandemia del COVID-19 va retrocediendo, tanto en contagios como en defunciones, y con un claro ascenso en las cifras de personas que se les han dado de alta después de sufrir el terrible virus, y ello ha llevado a afianzar las bases de lo que será el fin de una cuarentena que todavía no nos acabamos de creer.

Pero el plan que se nos ha indicado desde el Gobierno de la Nación muestra innumerables dudas a la hora de aplicarlo al faltar fechas, lugares y circunstancias concretas de cada territorio, para poder avanzar en cada fase.

Es un plan gradual y también asimétrico debido a las distintas situaciones de cada parte del territorio nacional. Europa, a su vez, diseña una nueva normalidad y sus gobiernos trazan la línea de sus propias desescaladas.

 

¿Nos recuperaremos pronto de este varapalo o tendremos otra crisis de años?

 

Fase 0: Preparación

Esta primera fase ha consistido en la apertura de algunas actividades económicas, como bajos comerciales y locales con cita previa tales como peluquerías o restaurantes con servicio de envío, o comida para llevar, etc; y la reincorporación gradual de los trabajadores a sus puestos de trabajo, aunque el teletrabajo ha continuado siendo la opción elegida por muchos trabajadores que podían acogerse a ello.

Todos los locales que van abriendo, muchas veces dependiendo de la previsión de posibles ventas, deben contar con elementos de protección, tanto para los trabajadores como para los clientes, como mamparas, mascarillas, geles, guantes, etc; y han de tener establecido un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años.

Nuestros mayores ya pueden salir a dar sus paseos junto con las personas con las que conviven, al igual que los niños menores de 14 años, que pueden disfrutar de la calle acompañados de un adulto o hermano mayor. Siempre, con las normas de distanciamiento y seguridad que deben prevalecer.

Por otra parte, se puede realizar actividad física de forma individual siguiendo unos horarios y sin salir del termino municipal, en los municipios de menos de 5000 habitantes. En los demás países europeos esta medida ya estaba adoptada como una excepción al confinamiento.

 

Fase 1: Inicio

La fase 1 o también llamada inicial, a la que han pasado varios territorios cuyos contagios han caído sustancialmente, llega con permisos en lo referente al contacto social en grupos reducidos de personas que no sean vulnerables o que no tengan patologías previas. También se permiten reuniones con un límite de personas.

Con ello, se produce la reapertura del pequeño comercio, indicando una serie de medidas concretas en materia de seguridad e higiene, un horario específico para los mayores de 65 años y la limitación del aforo a un 30%, con la excepción de las grandes superficies, que no podrán abrir sus puertas de momento. Incluso los ayuntamientos pueden decidir si reanudan los mercados al aire libre.

Incluso las terrazas de bares y cafeterías vuelven a tener clientes cuidando la norma del 30% de aforo y la distancia social, además de las de cualquier negocio abierto al público.

Retornan también a la actividad los alojamientos turísticos con la imposibilidad de utilizar zonas comunes donde pueda surgir algún riesgo de contaminación y contagio.

En lo referente a la cultura, vuelven a abrir las bibliotecas y los museos, como la celebración de espectáculos en lugares cerrados, lógicamente limitando el aforo a un tercio de capacidad y los que se dan al aire libre con una limitación de 200 personas.

Otro añadido importante para nuestra economía es la apertura del turismo activo y de naturaleza destinado a grupos limitados.

Los lugares destinados al culto religioso también pueden abrir con la norma del tercio de su aforo y pueden realizar entrenamientos los deportistas profesionales y ligas.

Fase 2: Intermedia

Esta es una fase muy deseada ya que se permitirán los viajes a segundas residencias si se encuentran en a misma provincia y se podrán celebrar bodas con un número limitado de invitados.

La hostelería verá la luz con la apertura de restaurantes y cafeterías aunque con un tercio de su aforo.

Algunos centros educativos podrán abrir si cumplen determinadas condiciones como que se pueda justificar que los padres, de los niños menores de seis años, deban acudir a trabajar; que el objetivo de esta apertura sea para actividades de refuerzo, o para la EBAU.

También abren los centros comerciales y parques pero no así las áreas recreativas.

Y por último, los teatros, auditorios y cines deberán abrir con la limitación del tercio del aforo como condición.

 

Fase 3: Avanzada

La que todos esperamos que llegue algún día porque será como volver a nuestra vida anterior a la aparición del COVID-19, aunque con restricciones que acortarán nuestras libertades y con el hándicap del distanciamiento social.

Los negocios, lugares públicos, celebraciones y actividades  dejarán la limitación del tercio de capacidad y pasarán a la mitad.

Podremos ir a disfrutar de las playas y del verano con ciertas normas de distanciamiento social, lo que traerá innumerables problemas con el turismo.

Los espectáculos al aire libre ya podrán acoger hasta 800 espectadores. Además parques temáticos y plazas taurinas ya podrán abrir.

Los medios de transportes públicos volverán a funcionar al 100%.

 

¿Cómo va a ser la desescalada y cómo debería ser?

La desescalada será gradual y dependerá de las tasas de contagio de cada comunidad autónoma. Entre los indicadores que se tomarán en cuenta para cambiar de fase figuran la capacidad de los sistemas sanitarios, como el número de camas de UCI disponibles, y las nuevas cifras sobre el contagio del COVID-19. Entre las distintas fases, debe haber al menos dos semanas en las que se analizarán estas condiciones y circunstancias de cada territorio.

 

Levantamiento de las restricciones por el coronavirus

Parece ser que el gobierno pretende con este cúmulo de medidas, llevar la lucha contra el coronavirus a un «tira y afloja», dependiendo de la capacidad de recuperación o asimilación de los golpes que nos quedan por recibir del virus.

Si redujéramos este proceso a dos meses, podrían seguir existiendo casos asintomáticos que seguirían contagiando a todo su entorno social y los casos positivos ¿repuntarían a cifras cercanas al comienzo?, o ¿aguantaríamos mejor la embestida ahora que ya sabemos la virulencia con la que golpea y nuestros sanitarios están más prevenidos y equipados?.

Desde luego que si la apertura se produce cuando la mayoría de sujetos aislados están ya recuperados, el número de infectados por Covid-19 no experimentará aumento significativo. Según el simulador matemático, parece ser que tendrían que pasar unos 100 días para que esto ocurra.

Según los expertos, España debe tener como prioridad evitar que se produzca de nuevo el colapso en nuestro sistema sanitario para evitar la perdida de vidas, y posteriormente y de forma gradual ir acabando con la pandemia y dar tiempo a que se vaya produciendo la famosa «inmunidad de rebaño».

Los gobiernos de todo el mundo parece que van en una línea parecida, aunque con distintos matices –algunos demasiado positivistas–, y apuestan por alternar la aplicación de las restricciones y su consiguiente relajación hasta que por fin se halle la ansiada vacuna que lo «arregle» todo. Todo ello a un precio, económico y social, razonablemente aceptable, percatados del desastroso alcance que podía haber llegado a tener.

Efectivamente, cada país debe trazar sus líneas de actuación en consonancia con sus medios sanitarios y su fortaleza y voluntad combativa ante el virus. En esencia, hay que salvar a la población pero también proteger la economía ante un parón que va a dañarla enormemente.

Todos imaginamos que pasados los meses estivales puede volver una segunda ola con un rebrote del virus ante el que debemos estar preparados y tener ajustadas las medidas de las que dispongamos, en la mayor medida que podamos, y para ello hemos de tener un control más preciso de la situación real de la pandemia y de su capacidad de propagación.

El gobierno central y las comunidades pretenden –estas con menor poder de decisión de lo que desearían– definir con la mayor certeza posible la evolución de salida del confinamiento después de haber pasado lo peor de la pandemia.

Desde el poder central se pretende hacer gradualmente lenta sin embargo desde casi todas las comunidades pretenden acelerarla para aprovechar la temporada veraniega y de turismo. Pero para ello, primeramente tendrán que cumplir los requisitos básicos dependiendo de las camas hospitalarias y de UCI que tengan disponibles además de la tasa de contagio.

Por ello debemos hacer bien las cosas para no recaer en los mismos errores que nos han llevado a este descalabro de gestión de la pandemia.

Tal y como apuntaban fuentes del gobierno «Se trata de unos parámetros que se están analizando a nivel nacional como internacional. Hay que estudiar bien, antes de iniciar el levantamiento de las medidas, cómo evoluciona la epidemia y cómo de preparados estamos para responder en caso de que las medidas supongan un incremento de casos no deseable», afirmó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Los epidemiólogos y expertos en Salud Pública pretenden que para iniciar la desescalada en una comunidad, la tasa de contagio (es decir, a cuántas personas infecta cada enfermo de Covid-19), se mantenga por debajo de uno durante dos semanas. Además se pretende que se encuentren libres el 50% de las camas UCI y que los ingresos hospitalarios por coronavirus no superen el 30%.

 

¿Es la mejor opción una desescalada gradual y asimétrica?

Algunos expertos creen que la desescalada debe ser gradual en el tiempo, pero no asimétrica entre territorios. «Lo lógico es buscar un escenario en el que se den unas circunstancias en toda España, de baja incidencia de la enfermedad y de baja ocupación de camas hospitalarias y de UCI». El objetivo que creen que debería ser es poder asistir a las personas con patologías con citas aplazadas debido a la epidemia y avanzar en la preparación y anticipación al posible rebrote. Creen necesario una situación que no limite los movimientos de los ciudadanos dentro del país y que exista también la capacidad y los medios para detectar precozmente a los infectados de manera que puedan ser aislarlos.

Otros doctores prefieren una desescalada gradual, dejando pasar quince días entre cada escalón del desconfinamiento. El modelo debería revisarse cada dos semanas, tal y como hacen otros países.

Algunos profesores en medicina creen que la desescalada asimétrica es «la opción más sensata, dado que la situación epidemiológica es diferente en cada autonomía, así como sus características: territorios insulares; áreas rurales; zonas que apenas se han visto afectadas…».

Mayormente coinciden en que deben existir marcos comunes en los planes de desescalada y que, al menos las primeras medidas, sean iguales para todas las regiones, aunque sí podría variar la forma de materializarse.

Algunos lideres europeos consideran que hace seis semanas, la emergencia sanitaria era lo peligroso. Ahora, hay que darle tanta importancia o más al hundimiento de la economía, sin bajar la guardia.

Lo que tenemos claro hasta la fecha es que España intenta concretar por fin cómo será la salida del confinamiento. Un camino inexplorado, con incertidumbre y muy complejo, porque el proceso «será asimétrico», según la situación de cada territorio, y se hará siempre bajo la dirección del gobierno. No van a decidirlo las autonomías.

 

¿Y como ciudadanos de a pie, cómo podemos evitar que nos afecte personalmente una segunda ola de contagios y otro parón en nuestra economía familiar?

Lo principal y de lo que tenemos que ser conscientes todos es de la distancia de seguridad y del uso de las mascarillas. A este fin desde Media2 os vamos a abaratar el coste de las mascarillas, regalando una caja con 50 mascarillas a todas las personas que contraten con nosotros un seguro hasta el día 15 de Junio del 2020. La única condición es que tiene que ser para un seguro de prima mínima 200 €, exceptuando el seguro de decesos y el seguro de vida, que la prima puede ser de 100 €.

 

¿Quieres que te demos precio a tus seguros? ¡Llámanos y te asesoraremos en todo lo que sabemos!

Seamos responsables y salgamos todos juntos de esta.

Mucha salud a todos

 

.

Sobre decesos y seguros

«Durante el periodo de pandemia del Covid-19 las funerarias no podrán subir sus precios, por orden del gobierno»

Como es normal, y también indeseable, en este tiempo de tantos fallecimientos por el temido virus, algunas funerarias han subido sus precios por los servicios prestados aunque de algunos no podamos hacer uso de ellos, nos referimos al velatorio con los demás familiares, amigos y allegados o la celebración de despedida de nuestro ser querido, entre otros servicios.

Este comportamiento ha traído un sinfín de quejas de los afectados ya que bastante tiene que soportar el que ha perdido uno o varios seres queridos, tan de repente y sin posibilidad de hacerles una despedida como se merecen, como para que les venga una factura abultada de servicios, algunos de los cuales no pueden realizar.

¿Qué podemos hacer ante este abuso? … reclamar

Cuando perdemos a un familiar -un padre, una madre, un hermano, tu pareja, etc- pasamos por uno de los momentos más duros y tristes de nuestras vidas, que duda cabe; en esa situación no nos paramos a buscar precios, comparar con otras funerarias, o buscar detalles irregulares en este tipo de servicios, que damos por serios y formales. Pero llegado el caso, lo que nos indican los expertos en consumo, como FACUA-Consumidores en Acción, es que debemos reclamar la devolución de la diferencia que exista con respecto a las tarifas que se estaban aplicando anteriormente a la declaración por parte del gobierno de España, del estado de alarma.

Esta devolución de diferencias de precios debe ser realizada por las propias funerarias, con respecto a los precios anteriores al día 14 de marzo. De todas formas, si éstas, incumplen su obligación, la Asociación de defensa de los Consumidores aconseja que exijamos un cuadro de tarifas para poder comprobar las diferencias e irregularidades existentes y poder extraer el importe concreto a devolver.

En un comunicado, el gobierno ha prohibido la subida de precios a este tipo de servicios durante el estado de alarma. La medida es con carácter retroactivo, o sea, desde el día 14 de marzo, fecha en que se declaró. El incumplimiento de esta norma supondrá la infracción de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, según ha informado el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En este sentido UNESPA se hace eco de esta normativa y publica, para tranquilidad de sus clientes que «Se ha publicado una Orden del Ministerio de Sanidad en la que se establece que durante el periodo de vigencia del estado de alarma, los precios de los servicios funerarios no podrán ser superiores a los precios vigentes con anterioridad al 14 de marzo de 2020».

 

¿Y qué dicen las aseguradoras?

Ante este problema surgido en este periodo de inestabilidad, según la Asociación Empresarial del Seguro -UNESPA-, «No nos pronunciaremos al respecto de lo que hacen las empresas de servicios funerarios que están representadas por la patronal PANASEF -Asociación Nacional de Servicios Funerarios-. Nosotros representamos a las aseguradoras. Y podemos afirmar que las aseguradoras de decesos están asumiendo íntegramente los costes adicionales generados por los protocolos fijados por las autoridades sanitarias para los fallecimientos por Coronavirus, sin repercutir esos costes adicionales a las familias».

De igual forma, FACUA apunta que si hemos pagado por servicios no realizados debido a las limitaciones que decretó el gobierno de la Nación, deben ser las funerarias las que reembolsen las cantidades correspondientes. De la misma manera UNESPA reitera que «Si por causas de fuerza mayor o por impedirlo la normativa sanitaria no se pudiese prestar alguno de los servicios contratados en la póliza (como puede ser el tanatorio), las aseguradoras tienen la obligación de devolver a los familiares la diferencia, obligación que están cumpliendo todas las entidades».

Podremos solicitar la devolución de los precios abusivos durante seis meses

Si eres uno de los damnificados y en tu caso se dan estas circunstancias, dispondrás de seis meses para solicitar la devolución del importe que hayas pagado a mayores.

UNESPA también manda un mensaje tranquilizador a las personas que tuviesen contratado un seguro de decesos, ya que tienen pagada una prima con la que estar cubiertos ante tal riesgo. Por tanto, su seguro de decesos continúa prestando los servicios ofertados como siempre y al mismo precio.

No es noble, ni muestra confianza, ni seriedad profesional, aprovechar una situación tan adversa como la que está viviendo toda la población y aumentar los precios de tus servicios de forma deliberada, a raíz de la declaración de una pandemia como es el coronavirus. Es por ello que debemos seguir confiando en nuestro seguro y si nos surgen dudas, contactar con la correduría de confianza.

 

¿Qué debemos saber sobre los seguros de decesos?

Habitualmente es algo de lo que no se habla coloquialmente ya que es un tema que no nos gusta demasiado, pero este tipo de seguros es uno de los más extendidos, después, lógicamente, del de los automóviles. Es una tradición familiar que viene de padres a hijos.

La patronal del sector de los seguros, UNESPA, dice que hay más de 21 millones de personas que tienen contratado un seguro de este tipo, con una media de 2,6 asegurados por cada póliza contratada. Por tanto, es un seguro que se contrata en uno de cada dos hogares en España. Lo cual hace pensar que es un producto, a todas luces, muy necesario en un futuro más o menos lejano.

Los seguros de decesos tienen como principal objetivo la prestación de los servicios funerarios al fallecimiento, junto con los traslados necesarios y el asesoramiento a familiares sobre cuestiones jurídicas o atención psicológica si es necesaria

Es decir, es aquel seguro que se hará cargo de los gastos del sepelio hasta el capital asegurado. Las tres modalidades más contratadas son las siguientes:

• Modalidad natural, en la que se paga una prima anual, cuyo precio varía dependiendo de la edad. A medida que vamos cumpliendo más años, más tendremos que pagar de prima. Lógico.  El precio también puede variar si añadimos al seguro más servicios funerarios.

• Modalidad nivelada, en la que el asegurado pagará siempre lo mismo. Al igual que la modalidad natural, el precio podrá variar si añadimos servicios funerarios a mayores.

• Modalidad mixta, la cual, como su nombre indica, es una de las dos modalidades anteriores. El asegurado irá pagando según su edad pero, cuando cumpla ciertos años, comenzará a pagar una prima constante hasta su fallecimiento. La aseguradora será la que determine la edad a la que se fijará la prima, que suele rondar entre los 60 y 75 años.

¿Qué tenemos que revisar antes de la contratación?

Las coberturas son lo más importante a tener en cuenta a la hora de firmar este tipo de contrato. Hay dos de carácter básico y que aparecen en todos los productos de este tipo:

El servicio funerario en sí y las consiguientes gestiones administrativas, en las cuales solemos estar perdidos.

• La prestación del servicio funerario, que incluye el féretro, el tanatorio, el vehículo fúnebre, los oficios religiosos, los gastos de inhumación o de incineración, la decoración floral, las esquelas y publicación en periódicos, etc. Para ello los familiares podrán elegir la funeraria que deseen más oportuna y el lugar donde se realice.

• Las gestiones administrativas, que incluye la ayuda de un especialista que se encarga de asesorar y realizar todo el papeleo necesario tras el fallecimiento. El certificado de defunción, la inscripción en el Registro Civil, la baja en la Seguridad Social y en el libro de familia, la solicitud de pensión de viudedad u orfandad, herencias, notario, etc.

• La gestión del testamento, mediante el cual un especialista nos ayuda a redactarlo y formalizarlo y no perdernos en un mar burocrático.

• El traslado de la persona fallecida, que incluye también la de un familiar acompañante desde el lugar donde se produjo el fallecimiento al lugar donde se realizará el sepelio.

Por otra parte, cada vez se contratan más otro tipo de servicios que nos ofertan las aseguradoras, como por ejemplo: la asistencia en viaje -un seguro por el que los acompañantes pueden realizar un regreso anticipado, el acompañamiento de menores, el desplazamiento y gastos de acompañamiento de los restos mortales desde el extranjero, etc.-,  el servicio fúnebre especial para hijos del asegurado, el enterramiento de extremidades amputadas, la asistencia psicológica, la asistencia legal, el servicio de orientación telefónica, etc.

¿Pero qué ocurre cuando la persona fallecida tiene deudas?

Al morir una persona, además de soportar el trauma afectivo, en ocasiones se deben afrontar algunas de sus deudas pendientes que, de seguir vigentes, podrían seguir generando intereses de demora.

Después de resolver los trámites que hayan devenido del fallecimiento del familiar, debemos afrontar la herencia y, junto a ésta, las deudas activas.

Según el tipo de crédito y el banco con el que se hubiese endeudado, podemos saber si ese producto financiero incluye el seguro de vida, tal y como ocurre con las hipotecas o las tarjetas de crédito, que cubren la deuda que tuviese el titular en el momento del fallecimiento.

También debemos de consultar al registro civil para ver si el fallecido tenía algún seguro de vida a su nombre y no lo sabíamos.

 

 

 

¿A la hora de contratar un seguro de decesos, hay límite de edad?

Al igual que ocurre en las pólizas de vida, podemos preguntarnos si podemos contratar un seguro de este tipo a determinada edad. La respuesta es no. No hay un límite de edad para contratar un seguro de decesos, aunque puede darse el caso que la aseguradora ponga alguna condición especial.

A partir de los 65 años, la mayoría de las compañías aseguradoras fijan un pago de prima única para las personas que quieren contratarlo, así que deben hacer un cierto desembolso de dinero al considerarse de mayor riesgo. Por esta razón, es muy aconsejable contratar este seguro cuando somos más jóvenes ya que nos saldrá mucho más económico.

La vida no deja de ser una incógnita, pero lo que hay algo seguro es que hay un final en ese camino. Más tarde o más temprano a todos nos va preocupando este tema y debemos tomar una decisión, y para que no suponga una carga económica a nuestros familiares, lo mejor es tomar la iniciativa y contratar un seguro de fallecimiento.

En un momento tan difícil como es el fallecimiento, es muy importante que la familia pueda contar con todas las ayudas y facilidades tanto económicas como a la hora de hacer las gestiones posteriores, es por ello que este tipo de seguros a menudo ofrecen una misma póliza para todos -en la que se pueden incluir a todos los miembros de la familia-, un pago flexible de cuotas cómodas y con la periodicidad que desees, la atención con una sola llamada -por lo que comenzará el servicio en el momento de comunicar el fallecimiento-, y la tranquilidad que brinda un servicio de este tipo llegado el momento.

Los factores que van a influir en la contratación son tres:

La edad del asegurado, que lógicamente influirá en el precio.

El capital contratado -dinero con que se pagan los gastos del sepelio-. A mayor capital, mayor prima.

El ámbito geográfico. El importe final de todo el servicio, entierro y gastos varios, dependerá de la localidad y provincia donde se produzca.

¿Como puedo contratar un seguro de Decesos?

Casi todas las compañías tienen en su panel de productos de seguro el seguro de decesos, hay compañías de toda la vida y que tradicionalmente tienen el deceso como seguro principal en sus carteras y el resto de compañías que han ido cogiendo con el tiempo cuota de mercado de Decesos.

Lo mas interesante es solicitar asesoramiento profesional a los corredores de seguros, nosotros podemos ofreceros un estudio con varias compañías y seleccionar para el asegurado la que mejor se adapte en cada momento, sin que el importe de la prima sea superior al que da la compañía.

Puedes solicitar información sobre tu seguro de decesos aquí, no importa que ya estés en otra compañía.

Ejemplo del coste de un seguro de decesos:

Familia de 4 personas, edad media 40 los padres y 10 años los hijos, coste al año orientativo 130 €.

 

Un saludo

Francisco Santos Hernando

.

En qué consiste la ciberseguridad

Ciberterrorismo, la nueva Pandemia que ya lleva varios años con nosotros y que no causa muertos por virus, pero sí importantes perdidas que viene sobre todo de China y de Rusia, ¡qué casualidad!. Para esta Pandemia tenemos ya vacunas, sobre todo #quedateencasa, no entres en sitios no seguros y no dejes que entren en tu casa o negocio. La unión de todas estas vacunas genera el concepto de Ciberseguridad.

Detalles del concepto de ciberseguridad, errores más comunes de empresas y usuarios particulares, y bateria de soluciones al problema.Seguro que te preocupa la seguridad de tus datos, documentos, contraseñas, cuentas, etc. de tu empresa, negocio o simplemente los personales.

Toda la información ha pasado a convertirse en un activo con gran valor para gran cantidad de pymes, empresas, organizaciones, estados… Todos nuestros datos se han convertido en un elemento clave, sobre todo, para vender y ganar dinero.

En España, va creciendo la preocupación que las empresas y particulares tienen por sus datos, y cada vez más, intentan poner remedio a la inseguridad que sufren, aunque queda mucho por recorrer.

ciberseguridad-media2seguros

Hablemos de ciberseguridad

Se ha notado un incremento del 26%, desde 2012, en sistemas concretos dedicados a la ciberseguridad en las empresas, al igual que un aumento considerable en la demanda de expertos cualificados en dicho ámbito.

Aproximadamente 120.000 incidentes relacionados con la ciberseguridad, se registraron en 2018, de los cuales la gran mayoría fueron a empresas. Por tanto, la seguridad informática ha pasado a ser una de las grandes preocupaciones de pymes y negocios, debido al incremento robo de datos, ransomware, ciberataques, suplantación de identidad, phishing, etc.

A nivel de pymes y empresas, existen una serie de comportamientos que podemos catalogar como de alto riesgo y que para los que debemos generar una respuesta que nos aporte la seguridad que necesitamos.

La gran amenaza suele encontrarse dentro de la propia plantilla de trabajadores. Para evitarla, lo más sensato es informarles y concienciarles de que deben utilizar sus equipos informáticos o dispositivos con acceso a los datos de la empresa, con mucha responsabilidad, ya que de ello depende la seguridad global del negocio.

Un algo porcentaje de los incidentes sobre ciberseguridad que ocurren actualmente en los negocios son provocados por fallo humano. Concretamente el ochenta por ciento. Estos comportamientos, que suelen ser habituales, debemos evitarlos para cerrar esa puerta al ciberataque.

Por tanto, la ciberseguridad en las empresas ha pasado a ser una necesidad con un alto grado de urgencia, en la cual hemos de depositar todos nuestros esfuerzos para evitar la propia depreciación del negocio.

Para ello, hemos enumerado una serie de fallos humanos a los que debemos prestar nuestra atención de forma cotidiana, casi todos ellos por rotunda lógica.

1.- No debemos utilizar dispositivos de memoria externa o USB’s que pasan de mano en mano por la empresa o que conectamos al ordenador personal en nuestro domicilio, y posteriormente lo volvemos a conectar al equipo del trabajo, sin analizar previamente con algún tipo de antivirus. Una posible alternativa es utilizar la nube de la que disponga la empresa para compartir esta clase de información. Otra alternativa mas efectiva es bloquear los puertos usb de todos los ordenadores, solicitando clave de administrador para poder abrirlos.

2.- No debemos descargar sin analizar previamente, mails personales, ya que el correo electrónico es la principal vía de entrada de malware. Es de vital importancia no acceder a los buzones personales en el puesto informático del trabajo. Una alternativa para verlo es hacerlo a través del correo web, pero sólo descargarlo si estamos completamente seguros de que su contenido está limpio o le aplicamos el antivirus. Aunque por seguridad lo mejor es que nadie descargue ningún dato persona en un equipo o una red de la empresa.

3.- Tampoco debemos marcharnos sin cerrar las sesiones que tengamos abiertas o sin bloquear debidamente nuestro equipo. Lo más sensato es tener activado el bloqueo automático para así evitar que cualquier extraño al puesto de trabajo, pueda dar uso o mal uso de él.

4.- Otra forma de poner en riesgo la seguridad digital de la empresa es haciendo uso de las redes sociales personales en sus equipos de trabajo. Los mensajes o los archivos que descargamos sin haber verificado la procedencia, desde WhatsApp, Facebook, Twitter, etc. hace que abramos la puerta al malware. Incluso, a veces, habiendo verificado la procedencia nos podemos encontrar con desagradables sorpresas.

5.- Debemos evitar, desde la dirección de cada departamento, el acceso indiscriminado a través de contraseñas conocidas por toda la plantilla. Habrá que definir los permisos necesarios y su debida contraseña para cada usuario a su sección determinada, evitando así el acceso y descarga de determinados documentos de trabajadores ajenos a esa sección. Tener un protocolo de contraseñas seguras y cambiarlas cada cierto tiempo conforme al protocolo.

6.- No debemos exponer a los ciberdelincuentes nuestros dispositivos electrónicos, ya sean móviles o tablets de empresa, en redes wifi públicas; ya que estamos abriendo la puerta al robo de datos sensibles como pueden ser claves y contraseñas o datos de clientes. Así mismo si tenemos servicio Wifi para clientes, que no sea nunca a través del router y la red de la empresa, que sea otro router distinto y otra wifi aparte.

7.- Cuidado con enviar correos masivos e incluir en la lista Cc toda nuestra base de datos de clientes, ya que estamos poniendo en bandeja a la competencia nuestra propia clientela. Además de descuidar de manera deplorable la privacidad de esta última. Es un riesgo que tenemos que tener muy en cuenta de cara a una posible demanda de privacidad de datos.

8.- Ante un ataque o un fallo de seguridad es primordial dar aviso a los responsables de la entidad para evitar males mayores y poder poner remedio lo antes posible. Es importante tener y seguir un protocolo de respuesta tras un ciberataque, en el que debemos incluir la notificación a la agencia estatal de protección de datos en un plazo de 48 horas y la notificación a todos los clientes de la incidencia que ha ocurrido con la perdida de sus datos.

 

Ante esta situación, muchas veces cotidiana, tan sólo cabe idear una estrategia o plan de ciberseguridad que ha de tener una serie de pasos.

• Debemos definir el alcance que tendrá este plan en el negocio.

• Detallar de forma concreta la política de seguridad digital de la empresa y plasmarlo de forma clara en el protocolo de seguridad de la empresa.

• Exponer la metodología sobre la que vamos a basarnos, al igual que los criterios sobre los que analizaremos el riesgo al que estamos sometidos.

• Identificar cada punto de riesgo en el flujo de trabajo.

• Exponer los distintos tratamientos y diques a los posibles ciberataques

• Tratar de concienciar a toda la plantilla de la importancia de los datos, tanto propios como de la clientela, y de la ciberseguridad. Dar formación a la plantilla sobre ciberseguridad y procedimientos a seguir.

• Instalación de herramientas tecnológicas que hagan efectivo el plan.

• Evaluación y feed-back de todas las medidas adoptadas.

Existe un pensamiento erróneo que todos tenemos al creer que toda la información que tenemos en nuestra pyme, «¿a quién le va a interesar?».

Pues les interesa a los ciberdelincuentes que se dedican a vender la información robada a empresas de todo tipo. Sobre todo, les interesan las pymes medianas y pequeñas, ya que estas suelen estar desprotegidas y tienen un acceso realmente fácil.

A veces, dejamos las contraseñas apuntadas en cualquier sitio o incluso las tecleamos delante de clientes, proveedores, o desconocidos que visitan nuestras oficinas dejando la puerta de nuestros datos digitales, abierta a cualquiera de ellos.

Y no solamente corremos el peligro de que nos accedan directamente sino también a través de una serie de herramientas de hackers que, a modo de robots, nos van a utilizar de cómplice de sus delitos, enviando correo en nuestro nombre, por poner un ejemplo. Troyanos, gusanos, spam, inyección SQL, virus, spyware, scripting, malware, y un largo etc, son algunos de los nombres a los que nos referimos.

Todos podemos caer en las redes de los hackers

Hoy por hoy está prácticamente todo digitalizado ya que internet se ha convertido en una herramienta, mas que un ámbito de ocio, para nuestro actual sistema de vida.

Y es debido a esto que tenemos que tener especial cuidado en protegernos de acciones delictivas en el entorno online, ya que puede llevarnos a un robo de identidad digital o de nuestra información confidencial.

Uno de los problemas mas habituales que tenemos en el ámbito informático es el «phishing» pero que siguiendo una serie de consejos, podemos protegernos de él:

Jamás aportar datos personales o de seguridad si nos los solicitan desde un correo, con la excusa de comprobación de datos.

No debemos descargarnos archivos adjuntos que no esperemos o que desconozcamos su procedencia.

No debemos hacer clic en enlaces desconocidos o que sospechemos que puedan llevarnos a páginas ilegales o delictivas.

Jamás responder a mensajes de correo catalogado como SPAM.

No confiar en mensajes de mail que provengan de direcciones o personas desconocidas.

No entrar en páginas de posible contenido peligroso, porno, juego, descargas gratuitas, etc, nos pueden introducir virus, cookies, secuestros de ordenadores  y demás malware.

La información es poder y hay que protegerla. También a nivel personal

Los avances tecnológicos que estamos viviendo y que nos llenan de beneficios y comodidades también nos aportan, sin saberlo en muchas ocasiones, peligros de distinta índole como los robos de identidad o estafas, entre otros muchos.

Las posibles amenazas más cotidianas las podemos encontrar a través de un simple mensaje de teléfono, un email o una llamada telefónica.

Cuantas veces la curiosidad por saber quién nos manda un mail o el contenido de este nos lleva a la temible sensación de haber abierto la «Caja de Pandora». Antes de caer en la tentación lo mejor es eliminarlo y no confiar en correos de direcciones desconocidas.

Otro caso son las llamadas de desconocidos, sobre todo del extranjero, o el aviso de que hemos ganado un viaje por toda Europa, o un premio del que deberíamos desconfiar; jamás debemos dar nuestros datos. Estaremos cayendo en sus redes.

Cuidado con los códigos QR que vemos en carteles y que no están asociados a ninguna empresa u organización fiable. Puede llevarnos a una página web con la consiguiente desagradable sorpresa.

No debemos nunca fiarnos de los correos, que parecen procedentes de nuestra entidad bancaria, o que utilizan la cabecera o los logotipos de una institución; en el que nos solicitan nuestros datos como los dígitos de la tarjeta y las coordenadas, con el fin de actualizarlos. Esto es una estafa a todas luces. Los bancos nunca te solicitarán tus credenciales ni tus datos personales por este medio.

Tenemos a diario muchas amenazas de este tipo y algunas, por sus formas, ya conocemos y son reiterativas, y otras nos da que pensar y las tratamos como tal. Somos su objetivo y debemos ser cautos y no exponer nuestros datos sin asegurarnos.

Las medidas avanzadas que deben adoptar las empresas en materia de ciberseguridad

La ciberseguridad en el desarrollo diario de cada negocio se está convirtiendo en unos de los aspectos más importantes. Ya no hay entidades fuertes que no tengan una plataforma digital e informática potente que le multiplique el rendimiento en todos los aspectos de la producción. Y, aunque ese avance tecnológico las ayuda enormemente, también las coloca en situación de riesgo por los datos propios y también por los ajenos que se encuentran en su custodia y de los que son responsables.

Es por esto que hay que poner medidas de seguridad en los sistemas informáticos para evitar el intrusismo, tan de moda últimamente, que pueda ocasionar daños irreparables para las empresas. Entonces, ¿qué debemos hacer?

  • Utilizar sistemas de cifrado en nuestros dispositivos electrónicos, ya sean ordenadores, móviles, etc; de esta manera podremos mantener la deseada privacidad ya que nadie tendrá acceso a los datos reales sin tener la clave de estos.
  • Eliminar los metadatos de los archivos que compartamos con terceros. Es muy sencillo, tan solo tenemos que acceder a las Propiedades de cada archivo mediante el botón derecho del ratón, y después en Detalles. Ahí podremos hacer clic en la opción de quitar propiedades e información personal.
  • Mucho cuidado con las wifi. Cuando trabajamos fuera de nuestras instalaciones corremos el riesgo de engancharnos a wifi’s ajenas y ponemos en riesgo nuestros dispositivos, a los que extrayendo cierta información, pueden posteriormente acceder a nuestra red interna y extraer lo que les plazca.
  • Cuidado con la información que está a la mano de usuarios que no tienen porqué tratarla. Mejor seccionar la plataforma informática mediante departamentos con sus respectivos accesos.
  • Utilicemos nuevos métodos de identificación. Cada poco tiempo somos testigos de los nuevos métodos que salen al mercado en sistemas de identificación, como el lector de huellas digitales o de reconocimiento facial, tarjetas de acceso, etc. De esta forma tendremos la seguridad de que tan sólo accederán a esa información los usuarios debidos.

Aunque hagamos todo esto…

Es triste decirlo pero es así, la seguridad total no existe y basta que tengamos esa seguridad elevada en nuestras empresas, para que el hacker tome mas interés en derribarla, es una tarea diaria el intentar poner los medios posibles para que la invasión a nuestra propiedad sea evitable.

Una parte de nuestros beneficios tiene que ir a la ciberseguridad y no ver esta como un gasto, un coste que llevamos a nuestra contabilidad por qué tiene que ser así y lo tenemos asumido. De esta manera cumpliremos por el protocolo pero no haremos nada para que realmente sea efectiva.

Este coste lo tenemos que ver como una inversión a corto, medio y largo plazo, que nos permitirá ser mas competitivos, nos estimule y nos anime ha darle a nuestros clientes la seguridad que se merecen. Solo de esta manera conseguiremos el fin propio de la Ciberseguridad.

seguridad-digital-media2

Pero hay otra solución

Existe una solución que si ademas de haber invertido en Ciberseguridad, haber hecho los deberes bien y conseguir un alto grado de Ciberseguridad, sufrimos un ataque y perdemos datos, nos secuestran los datos o tenemos cualquier otra incidencia, nos ayuda a paliar en parte los efectos de los mismos. Estamos hablando de los seguros de Ciberseguridad.

En el mercado hay multitud de compañías que tienen un seguro de Ciberseguridad, si bien no todas cubren lo mismo ni con las mismas garantías, es bueno analizarlas y contratar la que mejor se ajuste a cada empresa o autónomo.

Alguna de las garantías que se pueden encontrar en las mismas son:

Daños o pérdida de datos en los sistemas informáticos

Robo de datos

Denegación del servicio

Malware

Actos de terceros

Error humano

Infidelidad de empleados

• Responsabilidad civil y reclamación de daños

Si tiene daños, servicios atendidos por especialistas en ataques ciber:

Cubrimos los gastos de notificación a los afectados y de recuperación de imagen

Ayudamos a paliar el daño reputacional en redes sociales

Protección de identidad en internet

* Paralización de la actividad por Ciber ataque

• Acompañamiento del Asegurado en la gestión de la crisis

• Desplazamiento de expertos para asesoramiento

• Línea directa con el gestor de crisis

• Asesoramiento en los procesos necesarios para la resolución de la crisis, como técnico, legal, reputacional

• Equipos de sustitución

.

Me interesa tener + información sobre el seguro

Como no puede ser de otra manera, Media2 se pone a vuestro servicio para que os podáis asesorar sin coste alguno, os adaptaremos la información y seleccionaremos la compañía a lo que la empresa o el autónomo demande.

A mayores para colaborar con la crisis y la cuarentena de nuestras empresas y negocios, cualquier presupuesto que facilitemos que tenga una duración anual durante el periodo de paralización de la actividad de las empresas y los autónomos a consecuencia de la cuarentena, tendrá un descuento en la contratación de 40 días de seguro. Es valido también para presupuestos que estudiemos en este periodo y que tengan luego vencimiento y contratación durante el año.

Este descuento se calculará de la siguiente manera, prima total – prima total / 365 días x 40 días, esta formula es valida para todos nuestros seguros de empresa o autónomo y se reembolsaran una vez confirmado el pago de seguro, si el mismo es fraccionado los cuarenta días también se fraccionaran en la misma proporción que la prima de seguro y se abonaran una vez cobrada la prima del periodo fraccionado.

Para más información nos pueden rellenar el formulario y nosotros nos pondremos en contacto con ustedes o bien nos puede llamar al teléfono 610709599 (Francisco).

Esperamos que nuestro blog haya sido de su interés, quedamos a su disposición.

Francisco Santos Hernando

Director técnico de Media2 Consulting S.L.

.

Contacta con nosotros

Somos especialistas en seguros de calidad

Estoy de acuerdo y acepto la política de privacidad Aviso Legal


PCF - Planes de Retribución Flexible

La escasez de talento es un hecho ya constatado en múltiples actividades y sectores. El desajuste que se produce en numerables ocasiones entre las necesidades de cobertura de determinados puestos y el talento disponible es bastante significativo, más si tenemos en cuenta que en nuestro país sufrimos una tasa de desempleo muy superior a la de otros países europeos o de Norteamérica, países, con los que, por otra parte, competimos. En este orden, muchos de nuestros futuros trabajadores pueden tomar la decisión, y actualmente en el ámbito europeo es una de las posibilidades que tienen los ciudadanos, de trasladarse a otro país para desarrollar una mejor carrera profesional si tienen la percepción de que en el nuestro no es posible conforme a las expectativas generadas. De igual manera ocurre entre las Autonomías de nuestro país o incluso entre las poblaciones dentro de una misma Autonomía. Las razones de este fenómeno son varias pero merecen un estudio pormenorizado que, lógicamente, daría para una exposición muchísimo más amplia que no es posible abordar en este momento.

Lo que es cierto es que el talento, la posibilidad de contar con personas capacitadas para desarrollar una actividad determinada, es fundamental para evolucionar y, por lo tanto, es muy necesario para las empresas porque, sin él, las organizaciones pierden un valor estratégico crucial y difícilmente recuperable. Planteada la cuestión, la solución no es tan fácil. Las tres áreas de Gestión de Personas de la empresa (Organización, Compensación y Talento) deben actuar conjuntamente para tratar de encontrarla porque son áreas interrelacionadas.

Hace unas líneas comentaba que las razones del movimiento de talento son varias, pero, entre otras, podemos evidenciar una motivación económica subyacente. Sin embargo, la actual situación económica impide afrontar con garantías algunos de los problemas a los que la empresa se tiene que enfrentar. Uno de ellos es el de la Retribución. Una empresa debe intentar contar con los mejores efectivos en todas sus líneas. Por eso, si quiere contratar y mantener a los mejores trabajadores, tiene que retribuir de una manera justa, equitativa y personalizada.

Sabemos que, para empezar, los conceptos retributivos deben estar en línea con lo exigible en cualquier empresa del sector al que pertenezca, y si es por encima, mejor. Pero siempre destacando ese factor diferencial que quiere que se aporte. De cualquier manera, el factor económico, no es el más importante para muchos trabajadores cuando todos los demás no funcionan: en igualdad de condiciones, muchos deciden cambiar de empleo. Pero, qué duda cabe, que es fundamental. Recordemos que no deja de ser uno de los Factores Higiénicos del trabajo para Herztberg.

Respecto a este último elemento (los conceptos retributivos), merece la pena pararse a hacer unas consideraciones que no pueden quedarse en el mero intercambio trabajo – sueldo. Dentro de ellos, en muchas empresas actuales, hay una serie de compensaciones que traspasan lo puramente salarial pero que integran el paquete económico. Hablamos de la Retribución Flexible o el Salario en especie.

 

¿A qué llamamos Retribución Flexible?

Es un sistema retributivo que permite que el trabajador destine el cobro de una parte del salario bruto, hasta un 30% del total anual, en la adquisición de productos o servicios que le brinda la empresa. El objetivo que persiguen las organizaciones con este sistema es el de individualizar la retribución para lograr una mayor satisfacción de los empleados porque pretenden adaptar la retribución a las necesidades concretas del trabajador. Se busca ofrecer mejores condiciones sin incurrir en mayores costes. No buscan obtener beneficio económico sino mejorar la retribución neta.

Consistirá, básicamente, en el ofrecimiento por parte de la empresa de un paquete de determinados beneficios sociales, concertados previamente, para su disfrute y cuyo importe será descontado del salario bruto del trabajador, circunstancia que aportará beneficios a las dos partes.

Los productos o servicios más habituales son los que cuentan con ventajas fiscales sin ser considerados rendimientos sometidos a gravamen o con descuento en el precio.

Para el trabajador la ventaja es doble: por una parte, al descontarse del salario bruto, la base imponible es menor, lo que redunda en que disponga de una mayor cuantía disponible del salario y por otra, los pagos están exentos de tributar. Para la empresa también tiene una doble ventaja: ayuda a la conciliación familiar porque pueden ser productos o servicios compartidos por varios miembros de la familia del trabajador y, por otra parte, no incrementa los costes de personal porque su cuantía ya estaba prevista.

Esto significa, por otra parte, que la implantación de estas políticas se comunique de manera clara y efectiva, quiere decir que la empresa debe informar adecuadamente de la posibilidad de optar por este sistema y que ello no suponga que haya trabajadores que se consideren infravalorados o que la percepción de esas variables vaya a provocar desconocimiento de su verdadero significado. No olvidemos que, el espíritu de tales políticas, es proporcionar mejor Clima Laboral, no lo contrario.

Los aspectos relacionados con la Retribución Flexible en España están regulados por dos documentos normativos:

  • En primer lugar, La Ley 35/2006 de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de los Residentes y sobre el Patrimonio.
  • Por otra parte, el Real Decreto 439/2007 de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero. Este RD, en su art. 26.1 habla de la retribución flexible y expresa su límite en el 30% del sueldo bruto del empleado.

Con respecto a algunos de los posibles productos o servicios, en definitiva, beneficios sociales que pueden suponer un Plan de Retribución Flexible, podemos señalar los siguientes:

  • Seguro Médico para empleados. No tendrían que tributar hasta 500 euros anuales por persona beneficiaria por no ser considerado renta gravable. Pueden estar incluidos el cónyuge y los descendientes.
  • Vales de comida, Tickets restaurante y comedores subvencionados. Estarían exentos de IRPF hasta 11 euros diarios en días laborables. Teniendo en cuenta que el trabajador tuviera que comer fuera todos los días, este método haría que el coste fuera menor por algo que hace todos los días.
  • Cheques Guardería. Mejora la conciliación laboral, reduce el absentismo y crea mejor clima laboral. El importe de este beneficio social se puede deducir por la empresa del Impuesto de Sociedades sin cuantía máxima.
  • Tarjetas Transporte. Supone reducir el absentismo, reducir la productividad del empleado y tiene un efecto social muy importante por lo que concierne a la mejora del medio ambiente por utilización de un transporte público. El trabajador podrá beneficiarse de un importe máximo de 136,36 euros al mes (1500 al año) siempre que no suponga más del 30% de su salario bruto anual.
  • Formación y cursos. Siempre que sea formación relevante para el puesto de trabajo o carrera del trabajador. No tributa. Es evidente que es una magnifica manera para hacer que el trabajador se sienta reforzado en su autoestima y mejore sustancialmente la productividad.
  • Cuotas de Gimnasio. Aparte de extender y fomentar los hábitos de vida saludable entre los trabajadores, la parte de la cuota pagada por la empresa puede deducirse en el Impuesto de Sociedades.
  • Planes de Pensiones. Es uno de los beneficios sociales de los que hoy en día se habla más. También se pueden deducir las aportaciones de la empresa del Impuesto de Sociedades.
  • Acciones de la empresa. Cuando el tamaño de la empresa lo permita puede darse esta circunstancia. Están exentas en el IRPF hasta 12.000 euros anuales.

En todos los casos que estén exentas de tributación las cuotas, los excesos tributarán por la parte proporcional.

Estos son sólo algunos ejemplos de beneficios sociales que podrían incluirse en un Plan de Retribución Variable entre una empresa y sus trabajadores, lo cual no quiere decir que no haya otros posibles que se concierten entre ambas partes.

Con respecto a qué tipo de empresas suelen concertar estos tipos de Planes de Retribución Variable, no es que sea exclusivo, pero teniendo en cuenta la amplitud de beneficios, las ventajas fiscales para las empresas y la infraestructura variable que puede ofrecer la empresa de productos y servicios, parece que va más destinado a empresas de mediana o gran dimensión, sin que ello suponga que, teniendo en cuenta las ventajas que puede ofrecer la implantación de los mismos, otras empresas de menor tamaño pero con una visión más moderna, puedan decidirse a participar de un sistema retributivo que, sin duda, les será muy útil.

En la lucha por la captación y mantenimiento del talento, todos los esfuerzos son pocos. No obstante si son imaginativos, novedosos, porque no decirlo, asumibles para la empresa, si conseguimos mantener una plantilla de trabajadores motivados, bien retribuidos, capacitados para la labor que deban realizar y, sobre todo, alineados con la política y la cultura de la empresa, habremos hecho una buena labor que, en el futuro, será recompensada con una mayor presencia de la empresa en el sector correspondiente, el aumento del prestigio de la misma y es posible que otras empresas decidan hacer lo mismo y el nivel de las relaciones laborales aumente para enfrentarse a los retos actuales. Tenemos las armas. Pero hay que intentarlo.

José-Vidal Vara García. Consultor de RRHH

Nuestro Bloguero José Vidal nos ha explicado como funcionan los PCF y como los podemos utilizar para la #Retencióndetalento, para la remuneración por medio de un #Salarioemocional.

Desde Media 2 damos soluciones a las empresas y las acompañamos en la laboriosa tarea de #Retenertalento, escuchando e innovando para que estas puedan #Retener a sus piezas clave..

Consúltanos.

Contratar y mantener a los mejores - Talento

Contratar y mantener a los mejores – Talento

 

En el ámbito laboral todo está cambiando. A una velocidad tremenda. Lo que antes era habitual ahora no lo es tanto y las previsiones que antes teníamos, ya no son válidas, al menos tal y como las teníamos planteadas.

Hace unos días, hablando con un empresario, me expresaba con preocupación un problema que se repite muchas veces y que supone un grave contratiempo para el normal funcionamiento de las organizaciones: “ Se me acaba de ir un buen trabajador que llevaba conmigo mucho tiempo. Y lo peor es que, en los últimos meses, he perdido ya a otros dos”… “ pero, ¿no dicen que hay tanto paro…?”. “ Y lo peor es que tendremos que repetir el proceso: selección, formación, asentamiento… y veremos si luego permanecen…”

¿Nos suena?. Esta situación la habremos escuchado más de una vez y no por repetida es menos importante. La capacidad de decisión de los trabajadores ante el reto que les plantea su puesto de trabajo, si bien antes estaba más soterrada por las diferentes condiciones personales o económicas, actualmente se expresa de manera más concreta. El análisis de la situación en la que se encuentran comparada con los deseos personales hace que opten por otras oportunidades laborales, a veces no en el mismo trabajo, ni en el mismo sector. Y en muchas ocasiones el condicionante no es solo económico.

La percepción que tienen las personas ante una situación laboral concreta no es uniforme. Para unas, ganar un sueldo es suficiente, para otras, el valor de la tarea que realizan es un incentivo adicional. Para otras, la relación con el entorno en el que están es lo más importante. Pero después de esa percepción primaria, después de esa razón principal que les motiva, hay una serie de condicionantes más complejos que permiten que se planteen si quieren seguir donde están o si prefieren cambiar, Por tanto, la opinión de los trabajadores debe tenerse muy en cuenta porque son el otro lado de la balanza. La empresa puede hacer una propuesta pero ésta debe ser recogida, valorada, aceptada, potenciada… y mantenida.

Si abundamos más en el problema, cuando la empresa necesita contar con efectivos de alto valor añadido que aseguren un rendimiento superior, esta situación es más grave. Porque no hay tantos y porque se entra en competencia por los que ya existen con otras empresas que también están interesados en ellos. Cuando decimos esto, muchas veces estamos pensando en esos directivos que ganan millonadas, en esos trabajadores estrella que todo el mundo quiere fichar, que también. Pero la realidad es muy diferente. En nuestra economía actual, la fuerza de las empresas pequeñas y medianas (en muchos casos, muy medianas) es enorme. Hasta el punto de que suponen un porcentaje mayoritario de la actividad económica de nuestro país. Por lo tanto, un buen trabajador de un comercio, un despacho, un taller, un establecimiento hostelero (y de muchos otros sectores) que aporta, se compromete, apuesta, resuelve situaciones con habilidad, proporciona confianza y… sigue permaneciendo en la empresa ¿no es un efectivo de alto valor añadido?

Así pues, desde el punto de vista de la empresa, tiene que saber como anticiparse a la situación que se le plantea cuando necesita captar el talento que necesita o retener el que ya tiene: el Capital Humano. David Russo habla en su libro “17 Reglas para atraer y retener el Talento” (Financial Times Press) de Capital Humano como “aquel que tiene “potencial para crear riqueza y que incluye todas las facetas de su conocimiento, habilidades, experiencia y esfuerzo”. El hecho de que hable de capital humano ya es bastante significativo porque tiene unas connotaciones económicas (“ capital”) evidentes con un valor material innegable pero la segunda parte del concepto nos indica (“humano”) que se diferencia del resto de componentes materiales o inmateriales de la empresa en que son personas quienes lo integran, es decir, seres capaces de decidir, de condicionar su comportamiento impulsados por los estímulos que reciben.

Para empezar, y en esto coinciden casi todos los autores que tratan el tema, es muy importante que la empresa siga una adecuada política de Employer Branding, de marca de empresa, tanto en su imagen general como en lo que corresponde al apartado de contratación y la consideración que concede a los integrantes de su plantilla. Esto quiere decir que debe ser bien considerada en su sector y atractiva para quienes quieren pertenecer a ella. Por ello, no es de extrañar que la mayoría de las empresas, por no decir todas, que integran los listados de mejores empresas para trabajar son marcas conocidas por todo el mundo.

Una segunda nota que destacan quienes están orgullosos de la organización a la que pertenecen es que exista una cultura de empresa que permita un ambiente cordial, donde las respuestas de los compañeros y los superiores estén guiadas por comportamientos basados en la lealtad. Personas trabajan con personas. Por tanto el trato debe ser lo más honesto posible. Para lograr este objetivo, los procesos comunicativos a todos los niveles deben propiciar que tanto las ideas como opiniones y sugerencias sean, no solo impulsadas por la propia empresa sino consideradas como un elemento de mejora diaria y premiadas cuando aporten una mejora sustancial incorporándolas a la cultura ya existente.

Esto nos lleva a otra condición muy valorada y es la conciliación familia – trabajo. La flexibilidad en la gestión del trabajo, el apoyo a los hijos y los familiares dependientes y, dentro de lo posible, la opción de poder realizar el trabajo incluso en el propio domicilio facilitan, no solo el compromiso del trabajador sino la agilidad para que no se paralice el trabajo. Este es un apartado a considerar porque nuestra pirámide poblacional actual y la previsible en un futuro no tan lejano nos indica que el relevo generacional está en cuestión porque se tienen pocos hijos así como que la esperanza de vida cada vez es mayor porque mejoran las condiciones de vida y de salud. En consecuencia, la familia es una estructura social de gran valor y sus características particulares condicionan las decisiones que toman los trabajadores.

Otra característica importante es que, para que los integrantes de la plantilla puedan mejorar, lógicamente deben aprender y ese aprendizaje debe estar previsto por la empresa dentro del plan de actuación. Al igual que los circuitos necesarios para que se produzca la promoción interna dentro de los puestos de trabajo y un plan de carrera profesional donde se reconozca la competencia para ocupar puestos superiores. Es enormemente motivador comprobar cómo se evoluciona y disfrutar de las posibilidades para que eso ocurra.

Algo que es muy valorado y que sería un apartado decisorio en la integración y la permanencia en la empresa, por lo que tiene de percepción inmediata, es el clima laboral positivo, que la gente se lleve bien, que haya previsión en los comportamientos en el trabajo, que haya disposición para solicitar y obtener ayuda cuando se necesite y que se haga con la seguridad de que se obtiene. Buen rollo. Dice David Russo, de quien ya hemos hablado anteriormente, que “ cuando el trabajo se hace sin alegría hay menos creatividad, menos compromiso y mucha menos productividad”.

Ni que decir tiene, y ya lo abordamos, es que si una empresa quiere contratar y mantener a los mejores trabajadores, tiene que retribuir de una manera justa, equitativa y personalizada. Esto quiere decir que los conceptos retributivos deben estar en línea con lo exigible en cualquier empresa del sector al que pertenezca, o por encima incluso. Pero siempre destacando ese factor diferencial que quiere que se aporte. De cualquier manera el factor económico, no es el más importante para muchos trabajadores cuando todos los demás no funcionan. En igualdad de condiciones, muchos deciden cambiar de empleo. Pero, qué duda cabe, que es fundamental. Por eso Herztberg los incluía dentro de los factores higiénicos del trabajo.

Respecto a este último elemento, merece la pena pararse a hacer unas consideraciones que no pueden quedarse en el mero intercambio trabajo – sueldo. Dentro de los conceptos retributivos de muchas empresas actuales hay una serie de compensaciones que traspasan lo puramente salarial pero que integran el paquete económico. Pueden ser referidas a cubrir las necesidades en materia de educación de los hijos, tales como becas, o proporcionar la matricula en centros cercanos al trabajo para facilitar el ingreso y la recogida. Otro tipo de compensaciones serían facilitar el acceso a espectáculos, congresos o ferias interesantes. Incluso, a veces como premio por algún objetivo conseguido o porque eso puede reportar un beneficio para la salud del trabajador, se puede compensar con viajes organizados o estancias en hoteles.

Anteriormente, cuando hablábamos de la conciliación laboral y familiar teníamos en cuenta dos factores que se dan en nuestra sociedad actual y que se seguirán dando en el futuro: uno es el que el número de hijos por familia es cada vez más bajo, situación que se está dando en el resto de Europa y, en general de todas las economías avanzadas, debido a que la percepción de bienestar (y a menudo que las condiciones laborales a veces no son las mejores para conciliar, no nos engañemos) no conduce a aumentar la familia sino a aprovechar otras opciones como viajar o consumir en pareja.

Y la otra es que cada vez vivimos más años, lo cual supone que estaremos ante una sociedad más envejecida. En este último caso, esta situación, unida a los problemas de financiación que tienen los sistemas, tanto de pensiones como de salud de los paises avanzados, y en concreto de España, nos lleva a cuestionarnos que necesitaremos más ingresos y durante más tiempo. Esta es una preocupación que, en muchas empresas, empieza a estar recogida a través de compensaciones basadas en contratos de planes de salud privada o de ahorro acumulativo adicional a las prestaciones de los sistemas públicos. En muchos casos, esa compensación empieza a ser un factor diferencial entre unas empresas y otras del mismo sector. Y, por supuesto, es un motivo para seleccionar una u otra empresa en caso de duda cuando el trabajador decide formar parte de una organización. Habitualmente no es una compensación universal sino que forma parte del paquete retributivo del personal de Alta Dirección de ciertas empresas. No obstante es muy valorada e incluso la negociación incluye esos conceptos como parte de la retribución aunque el salario pueda diferir en otras partidas.

En definitiva, atraer y retener al Capital Humano de la organización no es imposible. Cada uno de los recomendaciones que hemos ido viendo con anterioridad se pueden conseguir al margen del tamaño, el sector, la localización o las condiciones particulares de cada empresa. Y lo que es más importante, todo redundará en un beneficio general. Y para empezar, para la propia empresa.

José-Vidal Vara García. Consultor de RRHH

En Media2 os damos claves para retener el TALENTO, visita nuestro enlace.

Contacta con nosotros

Somos especialistas en seguros de calidad

Estoy de acuerdo y acepto la política de privacidad Aviso Legal


Retener el Talento

Retener el Talento,

Necesitamos talento en nuestras empresas, buscamos, seleccionamos, contratamos, formamos y muchas veces y después de todo se nos escapa. ¿Qué podemos hacer para retener este talento tan importante?.

Este es el gran dilema que tenemos hoy en día los empresarios y necesitamos hacer, ofrecer, fidelizar y conseguir en el fondo que este talento este a gusto en nuestra empresa y no se quiera marchar.

Desde Media2 os damos algunas herramientas que os ayudan a retener este talento, ideas nuevas y frescas que resulten atractivas para estos empleados necesarios e insustituibles.

¿A quién está dirigido?

A todos los empresarios que quieran retener en sus plantillas a las personas que generan fortalezas a las empresa haciendo que estas evolucionen y crezcan.

A esos socios, administradores, presidentes, directores, autónomos y demás personas que queremos tener a nuestro lado.

A toda esa gente que se lo merece.

Principales ventajas

• Este modelo ayuda a consolidar y a asegurar beneficios dinerarios y no dinerarios para la gente con talento de nuestras empresas.

• No solo va al bolsillo, también va al confort de las personas, a su salud, a su ocio, a su corazón

• El coste siempre es inferior a la perdida del talento.

• Es un modelo diferente para cada empresa, diseñamos a medida para cada persona o grupo de personas.

• Aportamos ideas nuevas.

• No cobramos por el asesoramiento, consúltanos sin miedo y si te contamos cosas que te gustan, hablamos.

• También damos soluciones a otras inquietudes de las empresas.

Como lo hacemos

• Con seguros de salud, de vida, de ahorro, de viaje, de defensa Jurídica.

• Contratos de fidelización a duraciones limitadas.

• Grandes viajes, viajes a medida, experiencias en circuitos, experiencias de aventura, a demanda del cliente.

• Servicios a desplazados por el mundo con garantías de asistencia sanitaria ilimitada, con todas las garantías que puedes demandar.

• Servicios y garantías para altos cargos con capitales importantes.

Y si tiene una idea, nosotros le ayudamos a desarrollarla.

 

Si esta interesado en conocer en mas profundidad nuestro programa de Talento, se puede poner en contacto con nosotros a través del siguiente formulario, o bien al teléfono 610709599 (Francisco Santos).